La política de la empresa se rige por la búsqueda de la calidad en el servicio constantemente, sobre todo en la atención al cliente para tratar de aportar soluciones a cada una de las personas que llaman o se comunican con nosotros, más aún cuando se encuentran en una situación desfavorable como la de quedarse averiado o accidentado  en la carretera. Por ello, todo nuestro personal se implica para encontrar la solución más eficaz y segura para que esa situación sea lo menos duradera y desfavorable posible.

Por otra parte, se tiene establecido el principio de la preservación de la seguridad vial, donde lo primero es salvaguardar la seguridad de aquellas personas y vehículos que se encuentren en la carretera y se ven en una situación de necesidad extrema de auxilio por parte de una unidad grúa. Por lo que creemos que siempre se debe anteponer la seguridad tanto de nuestros clientes como de nuestro personal, así como del resto de los usuarios de la vía que pueden verse en riesgo en el momento de la intervención, para que el servicio sea de la calidad que buscamos día a día.

Nuestros objetivos se orientan a seguir en la mejora continua, tanto en los medios que utilizamos ( programas informáticos y de seguimiento, vehículos,etc) como en la idea de ofrecer una mayor gama de servicios, entre ellos un vehículo taller más especializado que permita atender de la forma más exacta posible a lo que realmente buscan nuestros clientes, siempre luchando por la perseverancia de la seguridad vial para todos los implicados en el propio desarrollo del servicio.